CLAVES PARA UNA COMUNICACIÓN POLÍTICA EFECTIVA

El próximo 28 de mayo se celebrarán en España las elecciones municipales en las que los ciudadanos elegirán a sus representantes locales.

Siempre que se acercan estos comicios vemos como los diferentes candidatos, de cualquier partido político, buscan trasladar de forma ingeniosa sus propuestas para los diferentes pueblos y ciudades de nuestro país.

Más allá de las iniciativas que se puedan plantear, es importante dar una imagen de cercanía y conocimiento de las problemáticas reales de los ciudadanos en su territorio.
Y para ello se necesita utilizar todos los canales existentes para hacer llegar el mensaje a las personas adecuadas.

Las redes sociales son, evidentemente, una buena herramienta para conseguir trasladar todo aquello por lo que una persona puede acabar decantando su voto, pero si no se usan de la manera correcta puede acabar produciendo el efecto contrario al deseado.
Por eso, es importante analizar cuáles deben ser esas redes a utilizar, entendiendo el segmento de la población al que se va a dirigir, y la forma en que se debe ejecutar.

Una buena estrategia de marketing político se basa en realizar un trabajo previo en el que detectar las necesidades de la población. Y definir qué es lo que se quiere trasladar y cómo se debe hacer para no distorsionar el mensaje, es una tarea vital para dar con las teclas adecuadas.

Sin duda alguna, los candidatos deberán mostrar su cara más cercana posible y así llegar a sus votantes. Para ello la parte más personal y los ejemplos cuotidianos puede ayudar a que los objetivos marcados se cumplan. Así como el contacto directo con las personas a las que se dirigen.

Un gobernante no solo tiene que gestionar sino también saber escuchar. Y esa cercanía con las personas es un punto de especial consideración para encontrar la credibilidad de la gente. Y no vale mostrarlo solo en este período. Aquellos que entienden la política como una manera de servir a las personas tendrán mucho ganado de antemano, entre otras cosas porque serán los que a lo largo de 4 años van a seguir escuchando y estando a pie de calle afrontando los problemas.

Del mismo modo, es importante que aquellas promesas que se realicen sean capaces de ejecutarlas en caso de formar gobierno. El hartazgo de la gente frente a la clase política es generalizado. Por eso, la base de unos buenos resultados se va a visualizar con la veracidad de sus promesas y el compromiso con sus palabras.

La importancia de una buena comunicación política es indudable, pero si no va acompañado de un candidato y unas propuestas reales y sensatas, se puede ver penalizado con los votos finales.